Fabada Asturiana

Ingredientes:
(para 4 personas)

  • 500 gr de fabes de la granja (o alubias blancas)
  • 2 chorizos (a poder ser sin hierbas aromáticas, NO ARGENTINO)
  • 2 morcillas asturianas (o de burgos, de arroz)
  • 100 gr de lacón
  • 100 gr de tocino (puedes sustituir el lacón y el tocino por 200 gr de panceta curada si no lo encuentras)
  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • Perejil
  • Sal
  • 4 copas de vino tinto

Elaboración:

Lo primero es poner a remojo en agua fría las fabes (o alubias blancas). Se ponen el día antes y veremos como enseguida empiezan a arrugarse hasta que crecen por completo y se vuelven a hidratar. Aún así el cocinado que van a necesitar será con el fuego bajo y lento en el tiempo para conseguir que desplieguen toda su carnosidad.

A la vez que ponemos las fabes en remojo, pondremos la carne (morcilla, chorizos, lacón y tocino o panceta) a remojo en agua templada. Si las fabes son importantes no lo son menos los chorizos y las morcillas. Durante este tiempo de remojo, seguro se nos ocurre algo para matar el aburrimiento y podemos conocinar algo mas dulce. 🙂

Al día siguiente y 3 horas antes de la hora de comer ponemos a cocer, utilizando el mismo agua, los chorizos y encimas las fabes.

Además añadimos el la cebolla, el perejil y los ajos.

Cuando rompa a hervir desgrasamos y quitamos las impurezas en forma de espuma que han soltado.

A la vez asustamos las fabes, muy importante porque rompe el hervor y estabiliza el estofado. Traducción: Esto es, ponemos en los focos del hervor unos chorritos de agua fría.

Bajamos el fuego y lo ponemos al mínimo imprescindible para que pueda romper a hervir de nuevo pero muy lentamente. Así durante 3 horas o hasta que estén tiernas las fabes.

Ahora es buen momento para tomarnos una buena copa de vino tinto y charlar o lo que nos apetezca en ese momento (si estáis solos en la cocina no charléis, solo tomaros la copa, jeje).

A final del cocido comprobamos la sal y si es necesario incorporamos un poco, esta parte es muy importante porque podemos echar a perder la fabada y nunca lo hagas antes puesto que ya hemos añadido carne salada al principio.

Truco: Si el caldo estuviese muy claro machacamos unas pocas fabes y
las utilizamos para espesar.

La receta de fabada asturiana se sirve caliente y se come con cuchara en mano. Eso sí, antes quitamos la cebolla, los ajos y el perejil y además cortamos en trozos la carne.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s